Si me jubilara este año…, ¿cuál sería la mejor opción para cobrar mi plan de pensiones?

junio 2019

Si me jubilara este año…, ¿cuál sería la mejor opción para cobrar mi plan de pensiones?

Aportaciones | Blog

Son muchas las dudas que surgen en torno al cobro del plan de pensiones cuando se aproxima la jubilación. Quizá ese momento aún quede lejos para ti. No obstante, es una pregunta que seguro te has planteado alguna vez, sobre todo en el momento de contratar un plan de pensiones. Vamos a tratar de resolverlas.

Existen diversas fórmulas para rescatar un plan de pensiones. Y elegir la más adecuada es muy importante, ya que según sea nuestra elección, la fiscalidad será distinta, es decir, pagaremos más o menos impuestos.

Tengamos en cuenta también que en los planes de pensiones se tributa por los llamados derechos consolidados, es decir, la suma de las aportaciones y el rendimiento obtenido.

Modalidades de rescate de un plan de pensiones

  • En forma de capital, a través de un pago único.
  • Como renta periódica, distribuyendo el ahorro acumulado en cobros mensuales, trimestrales o con la periodicidad que el titular o partícipe decida.
  • Como renta vitalicia, siempre que lo permitan las especificaciones del plan de pensiones.
  • De forma mixta, lo que permite cobrar parte del ahorro acumulado ‘de una sola vez’ y, el resto, en forma de renta.

En función del ahorro acumulado en el plan de pensiones, el cobro en forma de capital es la opción que más obligaciones fiscales puede acarrearnos, puesto que, al rescatar un plan de pensiones, los fondos obtenidos tributan en el IRPF como rendimientos del trabajo, y están sujetos, por tanto, a los tramos del IRPF en la declaración de la Renta. Cuanto mayor sea el importe cobrado, más rendimiento del trabajo acumularemos y mayor será el tipo marginal aplicable.

Además, existen diferencias entre comunidades autónoma en cuanto a los tipos fiscales que se aplican, con una brecha entre CCAA de 8,5 puntos en los tipos máximos, y de 10 puntos en los tipos mínimos. Un dato de interés: los tipos de la Comunidad de Madrid son los que menos gravan a todo tipo de rentas en el IRPF.

Pongamos un ejemplo: Tenemos un plan de pensiones con 90.000 euros de derechos consolidados o ahorro acumulado.

Si rescatamos un plan de pensiones en forma de capital ‘de una sola vez’, tributaremos por el tipo máximo, el 45%*.

Sin embargo, si optamos por rescatarlo en forma de renta periódica, por un total de 20.000 euros al año, pagaremos un 24%*.

  • Hasta 12.450 €, pagaremos el 19%
  • De 12.451 € a 20.200 €, el 24%
  • De 20.201 € a 35.200 €, el 30%
  • De 35.201 € a 60.000 €, el 37%
  • Y si superamos los 60.001 €, el 45%

Por otro lado, existe una ventaja para el rescate en forma de capital: aquellos titulares que realizaron aportaciones antes de diciembre de 2016, se pueden beneficiar de una reducción del 40% en su tributación, pero ojo, siempre que esas aportaciones se cobren en forma de capital. Esta reducción sólo es aplicable durante el año de jubilación, o en los dos siguientes ejercicios, es decir, las personas que se jubilaron en 2017 tienen hasta diciembre de 2019 para aprovechar esta ventaja.

Pero si la jubilación es anterior a 2017, este plazo varía. Si te jubilaste entre 2011 y 2014, tienes 8 años para aplicar la reducción del 40% sobre las aportaciones. Por ejemplo, si te jubilaste en 2011, tienes hasta finales de 2019 y si lo hiciste en 2014, tienes hasta 2022 para obtener este beneficio. Si la jubilación fue anterior a 2011, sólo tenías hasta diciembre de 2018 para aplicar esta reducción, por lo que el plazo para aplicarla ya está vencido.

Otra opción para rescatar el plan de pensiones es optar por una fórmula mixta. En este caso conviene calcular en qué año ingresaremos la prestación en forma de capital y cuándo ingresaremos en forma de renta o pagos periódicos, controlando la progresividad del impuesto.

¿Cuándo rescatar el plan de pensiones?

Es importante analizar el momento en que realizaremos el rescate, conforme a nuestras necesidades, ahorros y obligaciones personales, entre otras cuestiones. Tengamos en cuenta que no es obligatorio realizar el rescate el año que nos jubilamos. Lo más recomendable es planificar cuánto dinero necesitaremos y la forma más conveniente de disponer del mismo, pues a medida que aumentemos la cantidad rescatada, del mismo modo, aumentará el tramo de IRPF y el tipo fiscal, y por tanto, lo que tenemos que pagar a Hacienda.

Con todo ello, como especialistas en planes de pensiones, desde CNP Partners, y en colaboración con Morningstar, analistas financieros internacionales, sugerimos no rescatar el plan de pensiones el mismo año de la jubilación. En su lugar, es conveniente esperar, como mínimo, un año, si nuestras circunstancias nos lo permiten. El motivo, que la base imponible que se pagaría ese año sería más elevada, puesto que el año en que nos retiremos habremos tenido más ingresos -ya que durante algunos meses habremos trabajado-, de modo que el tipo de IRPF será mayor, puesto que el tramo se establece conforme al total de ingresado ese año. Además, mientras tus ahorros continúen en el plan de pensiones, seguirán generando rentabilidad.

En cualquier caso, si llegado ese momento continuaras con dudas, siempre vas a poder contar con nuestro equipo de expertos para informarte  sobre cualquier cuestión que desees consultar.

 

*La retención del rescate no se aplica a un tipo marginal fijo, sino que se aplica por tramos y de forma progresiva, es decir, se aplica a los euros que excede el tramo anterior.

 

 

Esperamos que te haya resultado útil este artículo sobre el rescate plan de pensiones.

VOLVER ATRÁS

100%
_ONLINE.
_TRANSPARENTES.
_FELIZ.
No pongas límites a tu futuro.

Conocer planes de pensiones

SIMULADOR
Plan de Pensiones

Calcula la probabilidad de alcanzar tus objetivos financieros a largo plazo.

simular planes de pensiones