Lo que hay que saber sobre aportaciones a planes de pensiones

junio 2019

Lo que hay que saber sobre aportaciones a planes de pensiones

Aportaciones | Blog

En el caso de los planes de pensiones individuales, cualquier persona como partícipe puede realizar aportaciones. Por lo general, no existe una aportación mínima establecida, aunque sí que es posible que algunas entidades establezcan una aportación mínima inicial. En el caso de nuestros planes de pensiones individuales, establecemos esa aportación mínima en 50 euros, independientemente de su periodicidad.

En cuanto a las aportaciones que se desean realizar, existe flexibilidad dentro de los límites máximos legalmente establecidos. En la actualidad, este límite se establece en los 8.000 euros anuales. Este límite engloba el total de euros que aportemos en el mismo ejercicio fiscal a uno o varios de los siguientes vehículos financieros:

  • Planes de pensiones.
  • Planes de pensiones de empleo.
  • Planes de previsión asegurados.
  • Mutualidades de previsión social.
  • Planes de previsión social empresarial.
  • Seguros de dependencia.

Puede que te preguntes si no es posible hacer aportaciones adicionales. Efectivamente, sí es posible en algunos supuestos concretos. Por ejemplo, es posible realizar una aportación adicional de hasta 2.500 euros anuales al plan de pensiones del cónyuge si este no tiene rendimientos del trabajo o sus actividades económicas no superan los 8.000 euros anuales. También las personas con una minusvalía física igual o superior al 65 por ciento o con una minusvalía psíquica igual o superior al 33 por ciento también pueden superar el límite de los 8.000 euros anuales. En este caso, su aportación máxima puede ser de hasta 24.250 euros, y las aportaciones realizadas a su fondo por terceros pueden alcanzar los 10.000 euros anuales. No obstante, es importante tener en cuenta que deberán estar adscritos al régimen especial para partícipes con discapacidad.

Periodicidad de las aportaciones a planes de pensiones

En cuanto a la periodicidad, los partícipes de los planes de pensiones individuales pueden decidir si quieren concentrar su aportación en un único pago cada año, o si quieren distribuirla a lo largo del año. La periodicidad que se establezca inicialmente puede modificarse e, incluso, no están obligados a hacer aportaciones todos los años.

En el caso de nuestros planes de pensiones, a la hora de establecer la periodicidad de tus aportaciones, en el momento de contratar, ya sea mediante traspaso o mediante aportación inicial, podrás programar las aportaciones periódicas como mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. Luego desde el área privada podrás también modificar fácilmente las características de las aportaciones periódicas que hayas configurado, o simplemente desactivarlas y activarlas en función de tu conveniencia.

Desde CNP Partners Morningstar recomendamos establecer una periodicidad mensual de las aportaciones. De este modo, la sensación de esfuerzo económico que destinamos al ahorro será menor, con lo que adquiriremos hábito de ahorro casi sin percibirlo como tal.

Fiscalidad de los planes de pensiones

Otro factor que debemos tener presente es el relativo al diferimiento fiscal que puede convertirse en las llamadas “ventajas fiscales”, dependiendo del tipo de rescate que hagamos cuando llegue el momento. Las aportaciones que hagamos a nuestro plan de pensiones -independientemente de su periodicidad- reportan una serie de “ventajas fiscales”, dado que suponen un ahorro fiscal en la declaración de IRPF. La desgravación de las aportaciones puede realizarse hasta un límite, que será que será el menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas.

Caso práctico para entender la ventaja fiscal de un plan de pensiones

Un trabajador residente en la Comunidad Autónoma de Madrid con los siguientes datos:

  • Bases liquidables medias de 30.000 euros.
  • Que invierte 3.000 euros este año en su plan de pensiones.
  • Y suponiendo que no cambien los tipos marginales.

Aportaciones planes de pensiones

Siendo 36,4% el tipo marginal de los ingresos del ejemplo, nos dan 1.092 euros de ahorro fiscal. Lo interesante de este cálculo es que ese ahorro fiscal, para que realmente se convierta en una “ventaja fiscal” deberíamos reinvertirlo en el plan de pensiones o en otro instrumento de ahorro-inversión y aprovechar así la magia del interés compuesto.

Y es que es muy importante tener presente que en el momento en que el partícipe decida rescatar los ahorros de su plan de pensiones, el dinero que rescate durante el mismo ejercicio fiscal tributará como rendimientos del trabajo, es decir, que la base imponible sobre la que se calculará el impuesto sobre la renta tendrá en cuenta los euros que rescate del plan de pensiones. Por este motivo es recomendable planificar un rescate en forma de rentas o hacer rescates parciales desde el año posterior a la jubilación y no soñar con un rescate total que nos penalizaría con el tipo marginal máximo en la declaración de la renta de ese año.

¿Tienes dudas? Cuenta con el asesoramiento de expertos en planes de pensiones

Si te estás planteando realizar alguna modificación en la periodicidad de las aportaciones que realizas a tu plan de pensiones o cualquier otra consulta relativa al mismo, no dudes en consultarnos.  En CNP Partners, especialistas en planes de pensiones, en colaboración con Morningstar, analistas financieros internacionales, te brindamos la oportunidad de contar con nuestro asesoramiento experto, de forma gratuita y sin compromiso, a través de los diferentes canales que encontrarás en nuestra página web o en el teléfono 91 524 34 73.

 

VOLVER ATRÁS

100%
_ONLINE.
_TRANSPARENTES.
_FELIZ.
No pongas límites a tu futuro.

Conocer planes de pensiones

SIMULADOR
Plan de Pensiones

Calcula la probabilidad de alcanzar tus objetivos financieros a largo plazo.

simular planes de pensiones