Ahorro de cara a la jubilación: planes de pensiones, la mejor opción

enero 2019

Ahorro de cara a la jubilación: planes de pensiones, la mejor opción

Aportaciones | Blog

Muchas son las noticias sobre las pensiones públicas que en los últimos meses han copado la actualidad informativa, pero la realidad es que las pensiones son un tema de actualidad permanente. Cuando pensamos en la pensión pública, en muchas ocasiones nos surgen un montón de dudas, ¿cuántos años necesito cotizar para obtener la pensión pública de jubilación?; ¿será suficiente para mantener mi nivel de vida?. Todos soñamos con una ‘jubilación dorada’, con la idea de mantener una vida acomodada durante esta etapa de la vida.

Si perseguimos este objetivo, quizá debamos valorar complementar con ahorro privado ese ‘colchón’ financiero que nos permita en el futuro, disfrutar de una jubilación más holgada.
Aunque a alguien en la treintena todavía le parezca que le queda lejos la jubilación, quizá sea un buen momento para comenzar a invertir en un plan de pensiones privado.

¿Por qué un plan de pensiones?

Los planes de pensiones tienen una claro beneficio fiscal, ya que las aportaciones que realices a tu plan de pensiones, reducen la base imponible del IRPF en tu declaración de la renta. De esta forma podrás ahorrar hasta un máximo de 450€ por cada 1000€ que aportes según el tramo marginal del contribuyente.

– Son instrumentos de ahorro a largo plazo, por lo que el capital invertido debe permanecer en el fondo al menos diez años desde la primera aportación, lo que te permitirá, no solo deducirte en tu declaración de la renta anual sino, construir una cartera de inversión muy sólida.

– Los traspasos otorgan al ahorrador la posibilidad de ir buscando siempre el mejor producto, aquel que se ajuste a nuestras necesidades y al riesgo que estamos dispuestos a asumir en cada momento.

¿Dudas al contratar un plan de pensiones?

A la decisión de contratar un plan de pensiones le suelen acompañar algunas dudas que esperamos ayudarte a resolver a continuación:

1. ¿Cuándo empezar?

Cualquier momento es bueno para empezar a ahorrar para nuestro futuro. La edad, el nivel de ingresos, nuestra situación personal, el desconocimiento sobre las distintas opciones de inversión… son algunos de los factores que determinan esta toma de decisiones más o menos tardía.

En CNP Partners de la mano con Morningstar, ponemos a tu disposición a nuestros expertos que harán un estudio ad hoc de tu perfil y objetivos, lo que te ayudará a optar por el plan de pensiones que mejor se adapte a ti.

2. Lo ideal, aportaciones periódicas

Algunos ahorradores deciden hacer un par de aportaciones al año coincidiendo con la campaña de la renta y de planes de pensiones de los bancos y las aseguradoras. Sin embargo, lo más recomendable es realizar aportaciones periódicas mensuales. ¿El motivo? Para evitar la desventaja de que un ciclo bajista de la Bolsa coincida con nuestra aportación puntual. Así, con aportaciones periódicas, se produce un ‘reequilibrio automático’ que es clave para obtener rentabilidades positivas.

3.¿Qué gastos tiene un plan de pensiones?

Los planes de pensiones conllevan unos gastos en forma de comisiones. Una comisión de gestión, que suele rondar el 1% anual; y una comisión de depositaría, que se sitúa en el 0,25%. Es fundamental que los gastos de nuestro plan de pensiones sean lo más bajos posibles, pues unas comisiones elevadas pueden ‘comerse’ la mayor parte de la rentabilidad obtenida. Aquí, unas décimas importan, pues se trata de un producto a largo plazo. En general, los planes con mayor peso en Bolsa suelen tener comisiones más altas, mientras que estas se reducen cuando el plan invierte sobre todo en renta fija.

4. Diversificación

El plan de pensiones es un buen vehículo para invertir en Bolsa, puesto que se trata de un producto en el que, como mínimo, el dinero quedará inmovilizado durante diez años, y la renta variable, a largo plazo, suele generar mayor retorno de la inversión que los bonos.
Para diversificar la inversión, quizá el tipo de plan más indicado sea un plan de gestión dinámica. El producto acomoda la cartera con el paso de los años, pues el perfil de riesgo que se recomienda mantener es alto cuando aún el horizonte de jubilación es lejano, pero, a medida que este se aproxima, la recomendación es que la inversión sea más conservadora. Así, en un producto de gestión dinámica, durante los primeros años, la cartera del plan acudiría principalmente a Bolsa. A medida que transcurre el tiempo, se incorporarían emisiones de renta fija como bonos emitidos por empresas y deuda pública. Y en los últimos años, con el fin de minimizar riesgos, el plan invertiría solo en bonos a corto plazo.
Ejemplo de este tipo de plan es el plan de pensiones CNP Partners Morningstar Dinámico.

5. Punto a favor: la fiscalidad

Una de las principales ventajas de los planes de pensiones es el tratamiento fiscal que reciben. Las aportaciones que realices se reducen directamente de la base imponible en tu declaración de la renta (no podrán superar la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas). El tipo impositivo que se aplica en el IRPF es progresivo (va del 19% para rentas hasta 12.500 euros, hasta el 45% para los ingresos que superen los 60.000), quienes tienen unas rentas más altas obtienen una mayor ventaja fiscal a la hora de aportar a su plan de pensiones.

Por todas estas razones, te animamos a informarte acerca de nuestros planes de pensiones. Y si tienes cualquier duda o te interesa conocer más acerca de CNP Partners y CNP Partners Morningstar, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestros canales de atención al cliente. Estaremos encantados de atenderte y ayudarte a resolver todas las preguntas que te surjan.

VOLVER ATRÁS

100%
_ONLINE.
_TRANSPARENTES.
_FELIZ.
No pongas límites a tu futuro.

Conocer planes de pensiones

SIMULADOR
Plan de Pensiones

Calcula la probabilidad de alcanzar tus objetivos financieros a largo plazo.

simular planes de pensiones